Rosa Ramalho, emblema de la alfarería tradicional portuguesa

por 274

Rosa Ramalho fue una ceramista y figura legendaria de la alfarería tradicional portuguesa. Nació a finales del siglo XIX en el concejo de Barcelos. De muy joven se casó con un alfarero y tuvo 7 hijos. Aprendió a trabajar la arcilla pero lo dejó durante 50 años para dedicarse a la familia. Cuando tenía 68 años su marido murió y ella retomó la cerámica. 


Fue António Quadros quien sacó del anonimato el arte y el nombre de esa artesana, después de haberla visto, un día, haciendo una muñeca en arcilla con una agilidad desconcertante, en la feria de Fontainhas en Oporto. "Le pareció muy hermoso, era un pajarito. Le preguntó si ella hacía más. Ella respondió que lo había estado haciendo durante muchos años, pero que había dejado de hacerlo. Pero siempre estaba trabajando la arcilla porque era buena para su piel". El pintor la desafió a hacer un lote, que él compraría. Fue el comienzo de una relación que duraría años, y fue también el comienzo de la segunda fase de la vida de Rosa Ramalho como arcilla, después de haberse dedicado al trabajo de molinera hasta la muerte de su marido.

Era una humilde mujer del campo con una gran imaginación y creaba figuras muy fantasiosas que la volvieron muy famosa. En su obra habla del trabajo duro del campo, la naturaleza, sus miedos…  Fue muy prolífica y dejó miles de obras que han traspasado fronteras. Murió hace más de 40 años pero sus obras y el arte popular siempre seguirán vivos.

Actualmente sigue el legado su nieta Júlia Ramalho. 

Cabeçudo", 1950-60, Barro pintado. Via Cruzes canhoto.

Artículos relacionados

Ajustes

Menú

Compartir